BlogCáncer en UrologíaPatología UrologicaUrologia

Tumores renales

Publicado el

TUMORES RENALES

Los tumores de los riñones y de las vías urinarias pueden presentarse en personas de cualquier edad y sexo.  El tumor maligno del riñón más frecuente es el adenocarcinoma renal, seguido por el Angiomiolipoma (tumor benigno).

 

Cuadro Clínico

Los síntomas son infrecuentes ya que el tumor se pesquisa en general precozmente durante evaluación clínica o ecotomografías renales.

 

La presencia de sangre en la orina es el síntoma más frecuente, pero su cantidad puede ser tan pequeña que sólo es detectada con el microscopio. Por el contrario, a veces la orina puede aparecer visiblemente roja, también puede haber dolor en el costado y fiebre

 

Diagnóstico

El examen de de detección estándar de un tumor renal es la ultrasonografía. La tomografía axial computadorizada (TAC) permite junto a la resonancia magnética nuclear (RM), visualizar el tumor, da mayor información acerca de la extensión del tumor hacia estructuras vecinas, como las venas,  ganglios linfáticos, etc.

 

Tratamiento

El tratamiento es principalmente quirúrgico, 2 técnicas: La nefrectomía parcial (resección segmentaría renal incluyendo el tumor y margen de tejido sano) o la nefrectomía radical (extirpación de todo el riñón tejidos circundantes y ganglios).

La nefrectomía parcial se prefiere en pacientes monorrenos, con tumores bilaterales, tumores menores de 4 centímetros o en pacientes que al extirpar un riñón quedarán en insuficiencia renal.

 

Tratamiento en Cáncer renal Metastático

Cuando existen focos metastáticos y dependiendo de las condiciones generales del paciente, se efectúa una nefrectomía radical y   quimioterapia e inmunoterapia complementaria.

 

 

TUMORES DE VÍA URINARIA ALTA

Son los tumores del recubrimiento interno de los riñones (la pared en contacto con la orina) y uréteres. Este recubrimiento tiene las mismas características al de la vejiga, y los tumores son pues de tipo urotelial.
Estos tumores son raros, representan un 4% de todos los cánceres uroteliales.

 

Diagnostico

Los síntomas más frecuentes son la aparición de sangre en las orinas (hematuria), y el dolor (debida a la obstrucción por tumor o coágulo)
El diagnóstico se hace por urografía intravenosa, el escáner o TAC (en caso de duda diagnóstica con un cálculo), la ureteroscopia flexible y la opacificación retrograda del uréter.

 

Tratamiento

La nefro-ureterectomía es el tratamiento estándar (extirpación renal y uréteral).
En caso de tumor aislado de la parte terminal del uréter, cerca de la vejiga, se puede hacer una ablación segmentaria del uréter con reimplante del uréter en la vejiga.
En caso de tumor metastático, se utiliza una quimioterapia según el protocolo M-VAC, idéntico a el utilizado en los tumores de vejiga
En pacientes monorrenos o insuficientes renales, se puede utilizar la electrocoagulación o fotocoagulación láser. Para esto se utiliza un ureteroscopio o nefroscopio, según el tumor sea de uréter o de pelvis renal.