BlogErotismo y AmorSexologiaSociedad-Tendencias

Mi primer San Valentín: ¿Qué hacer para no meter las patas?

Cuando alguien lleva unos meses con su nueva pareja y justo tropieza con el 14 de febrero, debe evitar actos que puedan convertir esta jornada ideal en una verdadera pesadilla. Sepa cómo comportarse y qué errores no cometer para acabar desencantado en el Día del Amor, y que todo resulte perfecto para que su relación se proyecte sanita a futuro.


Participación en articulo de Rodrigo A. Ruiz, publicado en La Cuarta el 12-02-2018, sección “Vivir Bien”.


 

Encontrar el amor es una de las alegrías que más hincha el corazón. No más tardes de soledad, no más paseos en solitario, no más piscolas en la barra del local ni aventuras con el “squad” tratando de buscar una media naranja en alguna discoteca. Las maratones de Netflix cobran sentido, y esa necesidad de jugar 15 temporadas de modo carrera en PES o Fifa pierde escalones en la pirámide de prioridades.

Claro que ahora hay que preocuparse de otras cosas, y una de ellas es el “Día de los Enamorados”, que se convierte en un momento clave del año. Para los más románticos, es una fecha marcada con destacador rosado en el calendario. La salida a comer es una obligación, lo mismo que algún engañito, ojalá no una baratija, para demostrar que realmente hubo preocupación.

Claro que no todos ven el “14” como el día de las mariposas y los corazones en el aire. Para muchos, es más bien una fecha comercial. “Todos los días son el Día del Amor”, es la frase que identifica a esta facción, que prefiere pasar esa jornada como un día más.

Y es con todo este panorama con el que deben lidiar los tórtolos que mañana vivan su primer “San Valentín” emparejados. ¿Qué hago si a mi pareja no le gusta la fecha? ¿Cómo encontrar el equilibrio entre lo que a ella le gusta y las actividades que yo quisiera realizar? ¿Cómo no meter la pata y terminar arruinando un día que debiese ser uno de los más perfectos del año? El doctor Mauricio Salas, urólogo, sexólogo y magíster en psicología clínica entrega algunos tips claves para salir airoso.

Día de paz. Según el especialista Salas, lo principal para vivir un primer “San Valentín” exitoso, y que sea el primero de muchos, es equilibrar los ánimos y evitar las peleas tontas.

“Es fácil echarle la culpa al otro cuando algo no funciona o te sientes enojado, decepcionado, traicionado estresado. Es lo mas fácil liberarse de responsabilidad y hacerse cargo de la parte que a cada uno le corresponde del problema. El peligro es pensar que su cónyuge debe cambiar para que la relación funcione”, explica el “doc”.

Y agrega que “intentar que tu pareja cambie, lo pone a la defensiva y le hace ver una versión negativa de ti mismo. ¿El resultado? Obviamente se toman actitudes defensivas y escaladas argumentativas o agresiones personales. Nadie cambia, nadie toma la relación en la mano y todos están descontentos. Eso, claramente, estropeará el Día de los Enamorados y, a la larga, toda la relación a futuro. Si esos pequeños conflictos no se solucionan en la primera etapa, luego será casi imposible”, recalca Salas.

 

CONSEJOS PARA UN DÍA SOÑADO:

  1. LLAMADA “HOT” EN LA MAÑANA. Es muy importante una aproximación desde lo cotidiano y comenzar a hacer de este día uno muy especial desde las primeras horas. Por ejemplo, despertar y llamarla por teléfono, decirle que la extrañas y que es una persona única para ti. Lograr el “Dream Team Erotico”, resistente y resilente a todo evento. Un mensajito bien pensado y escrito también puede surtir efecto. Las parejas que escriben sus pensamientos y sentimientos más profundos sobre su relación, son parejas mucho más propensas a seguir juntas en una relación duradera. Escribir sobre los sentimientos y las 000579989-mujer-con-telefono-llamando.jpgemociones profundas ayuda a repararlos o incluso a intensificarlas.
  2. CARICIAS QUE NO FALLAN. Una vez que se encuentren, acaricia naturalmente a tu pareja. Los humanos somos seres de contacto, y sentimos placer al ser tocados por nuestro ser querido. El sentido del tacto libera endorfinas, en el que toca y en la persona afectada. Esta hormona promueve el bienestar. Besarse en la mañana, o al despedirse o encontrarse, o tomarse la mano al caminar, fortalecerá el amor y lo hará más unidos y más fuerte en tiempos de adversidad.
  3. PREPARAR UN ENCUENTRO ERÓTICO. Una salida exótica a un buen restaurante, ir al cine o al teatro o simplemente un picoteo y un buen vinito son una buena forma de preparar un encuentro sexual. Atrévete con imaginación. Varía con una ropa interior seductora , un perfume francés y, por qué no, con un juguetito sexual o una crema de chocolate , para reavivar los sentidos. Decir cosas eróticas al oído, mirar como la primera vez que se amaron y poder decir cómo quieras que sea ese momento, qué quieres y deseas, sin tapujos. Tener un encuentro sexual este “14” permite mantener los cuerpos funcionantes y la mente con más endorfinas, mejorando la cantidad de años que se viven y la calidad de vida. Hacer el amor regularmente ayuda a mantener una libido fuerte.
  4. BUSCAR ACTIVIDADES EN COMÚN. Encuentren una actividad relajante que se adapte a ustedes, ya sea salir a caminar, andar en bicicleta, un nuevo pasatiempo que los ayude a disfrutar y contactarse con su erotismo y goce personales. Por ejemplo, cocinar juntos la cena de “San Valentín”. Las emociones positivas sólo pueden hacerlo más feliz, y experimentarán momentos más ricos juntos, ya que ayuda a relajarse, sobre todo si es el primer “14” juntos. Lo que le digo a mis pacientes es que tomen clases de baile entretenido, o de tango para los mas románticos. Las actividades lúdicas incentivan el erotismo y en vínculo se hace más evidente.
  5. UNA CONVERSACIÓN NECESARIA. Si hay conflictos sobre esta fecha, la clave es saber conversalo. Hay que saber “pelear”, decirle lo que te pasa a ti con el problema, cómo te afecta, no criticar al otro, hablar de las conductas disfuncionales, como “¡dejaste desordenada la cocina!”. Evitar los absolutos: siempre, nunca, jamás…, también los “tú deberías”, “tú tienes que”, etcétera. Es mejor usar “me gustaría que”, “sería mejor que”, “siento que”… Manténgase alejado de la crítica, la confrontación y cualquier hostilidad. Sé justo y equitativo cuando discutas para solidificar tu relación. ¡Escucha más a tu media naranja! Acepta las miradas diversas sobre San Valentín, ¡y que vivan las diferencias”.

 

Fuente: http://www.lacuarta.com/noticia/primer-san-valentin-no-venderla/ o

version net pagina 16/32 versión en linea