Uncategorized

ENFERMEDAD DE PEYRONIE (actualizada)



TERAPIA DE ONDAS DE CHOQUE DE BAJA INTENSIDAD EN
MEDICINA SEXUAL: RECOMENDACIONES CLÍNICAS DE LA
SOCIEDAD EUROPEA DE MEDICINA SEXUAL (ESSM).

En las guías que se presentaran a continuación solo se habla de las
LI-ESWT, ONDAS DE CHOQUE DE BAJA INTENSIDAD.

ATENCION: se hace especial hincapié en que no corresponden a las ONDAS NEUMÁTICAS RADIALES, las cuales no tienen respaldo científico ni estudios en pacientes, teniendo las ondas radiales un riego potencial de daño en tejidos

ONDAS DE CHOQUE DE BAJA INTENSIDAD

En la última década, la terapia de ondas de choque de baja intensidad (LI-ESWT, por sus siglas en inglés) ha probado ser una modalidad eficiente de tratamiento físico para varias enfermedades uroandrológicas, incluida la disfunción eréctil (DE), la enfermedad de Peyronie (EP) y la prostatitis crónica/síndrome de dolor pélvico crónico (PC). /CPPS). Los estudios preclínicos en modelos animales han demostrado que los mecanismos moleculares de LI-ESWT pueden estar relacionados con diferentes vías de reacciones biológicas: además de desencadenar la neovascularización a través de la regulación y elevación del factor de crecimiento endotelial vascular (VEGF) y su receptor[1] . La capacidad de enfoque de la energía de las ondas de choque , se presentan como un tratamiento seguro y con excelentes resultados en el manejo de estos problemas.

OBJETIVO: Presentar un consenso con respecto a la física y las técnicas utilizadas por urólogos, físicos y representantes de las empresas europeas fabricantes de litotriptores. En las guías que se presentaran a continuación solo se habla de las LI-ESWT, ONDAS DE CHOQUE DE BAJA INTENSIDAD.

ATENCION: se hace especial hincapié en que no corresponden a las ONDAS NEUMÁTICAS RADIALES, las cuales no tienen respaldo científico ni estudios en pacientes, teniendo las ondas radiales un riego potencial de daño en tejidos peneanos .

MEDICINA BASADA EN EVIDENCIA

Se reviso la literatura reciente (PubMed, Embase, Medline, se ha encontrado que LI-ESWT promueve la activación, proliferación, migración y diferenciación de células progenitoras en el tejido del pene [2]. Los estudios in vivo han demostrado una capacidad de diferenciación de las células madre/progenitoras endógenas del pene hacia músculo liso peneano. Estos procesos activan las células endoteliales después del tratamiento con LI-ESWT localizadas, lo que resultó en una restauración de la arquitectura del tejido cavernoso en modelos de experimentación en animales con disfunción eréctil caracterizada por fibrosis del pene y vascularización alterada [2] En un modelo animal de lesión del nervio cavernoso, LI-ESWT pudo inducir la regeneración nerviosa al potenciando el reclutamiento y la activación de las células progenitoras de Schwann.[3]. En el contexto de la enfermedad de Peyronie, se ha sugerido que LI-ESWT puede ejercer un efecto mecánico directo remodelando así la placa del pene; además, el aumento de la circulación sanguínea local podría conducir a la mejora de la inflamación y la actividad de los macrófagos que resulta en la lisis de la placa.[4]

Finalmente, LI-ESWT produjo hiperestímulación de los nociceptores, interrumpiendo el flujo de los impulsos nerviosos responsables del dolor en pacientes con SDPC[5] y puede reducir el tono del músculo perineal y la espasticidad cuando se aplica al perineo[5]. Varios ensayos clínicos aleatorizados (ECA) y metanálisis han investigado el papel de LI-ESWT en el tratamiento de la disfunción eréctil, la enfermedad de Peyronie y el SDPC en humanos. La Sociedad Europea de Medicina Sexual (ESSM) revisó recientemente la evidencia sobre LI-ESWT para ED, PD y CP/CPPS y ha propuesto las siguientes posiciones para el uso de LI-ESWT en la práctica clínica, que se resumen brevemente en los siguientes artículos.

ENFERMEDAD DE PEYRONIE

La enfermedad de Peyronie o fibrosis plástica de los cuerpos cavernosos, es una condición común que afecta entre el  3 y el 10% de la  población masculina. El promedio de edad esta entre 55 y 60 años. Hay  una  curvatura peneana en más de 80% de los pacientes, la disfunción eréctil, está presente  en el 20-50% de los casos y erecciones dolorosas en más de 50% de los pacientes. Esto genera  consecuencias psicológicas y alteración de la calidad de vida (CV) de los pacientes y sus parejas. El tratamiento con las LI- ESWT en la enfermedad de Peyronie tiene efectos significativos sobre las erecciones dolorosas, la funcionalidad eréctil (IIEF-5) y los valores de calidad de vida.  Hay diferencias post LI- ESWT significativas en el  tamaño de la placa y el grado de curvatura, además se podría inferir  un efecto protector de LI- ESWT sobre la progresión de la  enfermedad.

  • (1) utiliza una unidad estándar y fácil de manejar.
  • (2) se puede repetir el tratamiento  tantas veces como sea necesario.
  • (3) requiere poco gasto en términos de tiempo personal.
  • (4) aplicación terapéutica solo en la región afectada en comparación con el efecto sistémico causado por fármacos, que pueden  conducir a efectos secundarios, sobre todo cuando se administran durante períodos de tiempo prolongados.
  • (5) indoloro, 6 sesiones

1. Eficacia del tratamiento

1.1. Curvatura: En un ensayo que incluyó pacientes que informaron un inicio de la Enfermedad de Peyronie (EP) antes de los 12 meses, los autores observaron una disminución en la curvatura y el tamaño de la placa en el grupo LI-ESWT (-1,4º y -0,6 cm2, respectivamente) que fue estadísticamente significativa [6].

El dolor del pene evaluado con la puntuación visual analógica (VAS) mejoró significativamente con LI-ESWT en varios ensayos [6,7,8,9].

Gao et al. realizó un metanálisis que incluía ECA, estudios de cohortes y estudios de casos y controles [10]. El análisis de datos agrupados mostró una mayor probabilidad de observar una disminución de la placa, alivio del dolor y remisión completa del dolor en el grupo LI-ESWT en comparación con los controles. Sin embargo, se encontraron diferencias en la mejora de la curvatura del pene y la función sexual [11].

2. Protocolo de tratamiento: No se puede dar ninguna recomendación sobre la fuente de energía y el protocolo. Se necesitan más estudios. En cuanto a la energía entregada para el tratamiento en la enfermedad de Peyronie, no hay datos que comparen diferentes protocolos de tratamiento y fuentes de energía.

3. Indicación LI-ESWT se puede proponer como una opción para reducir el dolor en pacientes con EP aguda o estable. (Nivel 2; Grado B) En general, dos ECA incluyeron pacientes con dolor en la fase aguda temprana de la enfermedad [6,9], mientras que en los otros ensayos solo se incluyeron pacientes con EP estable [7,8]. Según estos datos, la presencia de dolor debería impulsar la indicación de LISWT más que la fase de la enfermedad.

4. Seguridad LISWT es un procedimiento bien tolerado sin eventos adversos graves (Nivel 2; Grado B). En 4 ECA y 3 estudios controlados no aleatorizados [11-13] utilizados con éxito en cálculos ortopédicos o salivales debido a su poder litotríptico, se pueden utilizar para romper placas en la enfermedad de Peyronie.

MÉTODOS: Un total de 130 pacientes afectados con la enfermedad de Peyronie enfermedad se introdujeron en un ensayo prospectivo. Se excluyeron los pacientes con placas completamente calcificadas según lo determinado por evaluación de ultrasonido.

Dividimos a los pacientes en tres grupos de tratamiento: (un LISWT se asoció con petequias a lo largo de la dirección de la onda en la superficie del pene (8,5 %), hemorragia cutánea (7 %) y sangrado uretral leve (21 %). No se informaron eventos adversos graves.

References

  1. Rassweiler JJ, Knoll T, Kohrmann KU, McAteer JA, Lingeman JE,
    Cleveland RO, et al. Shock wave technology and application: an update.
    Eur Urol 2011;59:784–96. doi:10.1016/j.eururo.2011.02.033.
  2. Lin G, Reed-Maldonado AB, Wang B, Lee Y chin, Zhou J, Lu Z, et al. In
    Situ Activation of Penile Progenitor Cells With Low-Intensity
    Extracorporeal Shockwave Therapy. J Sex Med 2017.
    doi:10.1016/j.jsxm.2017.02.004.
  3. Li H, Matheu MP, Sun F, Wang L, Sanford MT, Ning H, et al. Low-energy
    Shock Wave Therapy Ameliorates Erectile Dysfunction in a Pelvic
    Neurovascular Injuries Rat Model. J Sex Med 2016;13:22–32.
    doi:10.1016/j.jsxm.2015.11.008.
  4. Hatzimouratidis K, Eardley I, Giuliano F, Hatzichristou D, Moncada I,
    Salonia A, et al. EAU guidelines on penile curvature. Eur Urol 2012.
    doi:10.1016/j.eururo.2012.05.040.
  5. Zimmermann R, Cumpanas A, Hoeltl L, Janetschek G, Stenzl A, Miclea F.
    Extracorporeal shock-wave therapy for treating chronic pelvic pain
    syndrome: A feasibility study and the first clinical results. BJU Int 2008.
    doi:10.1111/j.1464-410X.2008.07742.x.
  6. Palmieri A, Imbimbo C, Longo N, Fusco F, Verze P, Mangiapia F, et al. A
    first prospective, randomized, double-blind, placebo-controlled clinical
    trial evaluating extracorporeal shock wave therapy for the treatment of
    Peyronie’s disease. Eur Urol 2009;56:363–9.
    doi:10.1016/j.eururo.2009.05.012.
  7. Chitale S, Morsey M, Swift L, Sethia K. Limited shock wave therapy vs
    sham treatment in men with Peyronie’s disease: results of a prospective
    randomized controlled double-blind trial. BJU Int 2010;106:1352–6.
    doi:10.1111/j.1464-410X.2010.09331.x.
  8. Hatzichristodoulou G, Meisner C, Gschwend JE, Stenzl A, Lahme S.
    Extracorporeal shock wave therapy in Peyronie’s disease: results of a
    placebo-controlled, prospective, randomized, single-blind study. J Sex
    Med 2013;10:2815–21. doi:10.1111/jsm.12275.
  9. Palmieri A, Imbimbo C, Creta M, Verze P, Fusco F, Mirone V. Tadalafil
    once daily and extracorporeal shock wave therapy in the management
    of patients with Peyronie’s disease and erectile dysfunction: Results from
    a prospective randomized trial. Int J Androl 2012. doi:10.1111/j.1365-
    2605.2011.01226.x.
  10. Gao L, Qian S, Tang Z, Li J, Yuan J. A meta-analysis of extracorporeal
    shock wave therapy for Peyronie’s disease. Int J Impot Res 2016.
    doi:10.1038/ijir.2016.24.
  11. Mirone V, Imbimbo C, Palmieri A, Fusco F. Our experience on the
    association of a new physical and medical therapy in patients suffering
    from induratio penis plastica. Eur Urol 1999;36:327–30.
    doi:10.1159/000020013.
  12. Hauck EW, Altinkilic BM, Ludwig M, Lüdecke G, Schroeder-Printzen I,
    Arens C, et al. Extracorporal shock wave therapy in the treatment of
    Peyronie’s disease. First results of a case-controlled approach. Eur Urol
    2000;38:663-669;discussion 670. doi:10.1159/000020359.
  13. Poulakis V, Skriapas K, de Vries R, Dillenburg W, Ferakis N, Witzsch U, et
    al. Extracorporeal shockwave therapy for Peyronie’s disease: an
    alternative treatment? Asian J Androl 2006;8:361–6. doi:10.1111/j.1745-
    7262.2006.00138.x.