BlogSalud SexualUrologia

ANATOMÍA DE LOS GENITALES MASCULINOS

DEFINICIÓN

Los genitales masculinos poseen dos funciones principales:

1). Permite la llegada de los espermatozoides o semen en la vagina, posibilitando la fecundación del óvulo.

2). Comparte el canal de la uretra con el aparato urinario, formando parte del aparato genitourinario.

Los órganos que forman el aparato genital masculino se suelen dividir en:

Genitales internos: Situados en el interior del cuerpo. Aquí encontramos principalmente:
– Testículos
– Epidídimos
– Conductos deferentes
– Vesículas seminales
– Próstata
– Uretra

Genitales externos: Situados en la zona externa del cuerpo, visibles a simple vista.
– Pene
– Escroto

Pene

El pene (del latín penis, que significa «cola») o falo (del griego transliterado phallós)

Pene humano es un órgano copulador y urinario del hombre, forma parte del aparato genital masculino y constituye el final del aparato urinario; el glande es la parte final y más notoria del pene.

El pene humano está conformado por tres columnas de tejido eréctil: dos cuerpos cavernosos y un cuerpo esponjoso. Los primeros se encuentran uno al lado del otro en la parte superior del pene, mientras que el último se ubica en la parte inferior.

El glande, está recubierto por el prepucio, la parte inferior del pene donde se sujeta el prepucio se llama frenillo.

La uretra es una vía común para el paso de la orina y del semen, atraviesa el cuerpo esponjoso y termina en un orificio conocido con el nombre de meato urinario, el cual se encuentra en el extremo del glande.

Erección peneana: Estado en el que el pene se vuelve rígido y aumenta de tamaño, debido a que su tejido interno se llena de sangre. El mecanismo primario que hace posible una erección es la dilatación de las arterias que suministran sangre al pene, las cuales permiten de esta manera el paso de más sangre para llenar el tejido esponjoso y eréctil de las tres cámaras internas, causando aumento en el tamaño del pene y rigidez en el mismo.

El tejido eréctil, ya ensanchado, colapsa las venas, bloqueando el retorno venoso, permitiendo la erección… En el adulto, el pene promedio tiene un tamaño de 6.4 a 10 cm. en estado flácido, un poco más de 2 cm. de diámetro. En estado de erección se extiende de 12.5 a 17.5 de longitud y unos 4 cm. de diámetro.

Cambios en la pubertad y la adolescencia : Cuando un chico entra en la pubertad, sus testículos comienzan a crecer y a producir cantidades mayores de testosterona. El crecimiento del pene comienza alrededor de los 13 años y continúa hasta los 18, aproximadamente. Durante este proceso aparece vello púbico alrededor en la zona genital. Comienza la producción masiva de espermatozoides y de semen.

Escroto: El escroto o saco escrotal es la bolsa que cubre y aloja a los testículos fuera del abdomen en los mamíferos y en el hombre. Esta zona de la piel está cubierta de vello de tipo genital y presenta características particulares que la diferencian de la que cubre al resto del organismo.

Su piel está formada por siete capas, de las cuales dos son musculares. De estas dos últimas, la más superficial es el dartos y la más profunda el cremáster. La primera retrae la piel y la segunda eleva los testículos aproximándolos al abdomen. Estos músculos se contraen ante estímulos variados, sobre todo ante el frío. Los testículos están alojados fuera del abdomen porque requieren de una temperatura baja para lograr que los espermatozoides maduren adecuadamente.
La función principal del escroto es mantener y controlar la temperatura natural de los testículos. En determinadas ocasiones, especialmente cuando hace frío, las fibras musculares del escroto hacen que todo el saco se contraiga o se encoja, acercando los testículos al cuerpo para mantenerlos más calientes. En otras condiciones, como cuando hace calor, o se está en relajación completa, el escroto se vuelve más flojo y suave, con la superficie lisa. Entonces los testículos cuelgan más separados del cuerpo, para así mantenerse más frescos.

Es habitual que la bolsa escrotal izquierda descienda algo más que la derecha. Es una piel sensible, fina y de color oscuro, caracterizada por pliegues transversales, muy irrigada y rica en terminaciones nerviosas, que le otorgan su característica sensibilidad.

Testículos: Los testículos son cada una de las dos gónadas masculinas, productoras de los espermatozoides, y de las hormonas sexuales (testosterona). Órganos glandulares que forman la parte más importante del aparato reproductor masculino

Migración de los testículos: los testículos proceden del interior de la cavidad abdominal, a derecha e izquierda de la columna lumbar, al lado de los riñones. Hacia el tercer mes del desarrollo fetal, los testículos abandonan esta región y descienden por el conducto inguinal, hasta su posición definitiva.
Número: los testículos son dos, uno en el lado derecho y otro en el lado izquierdo.
Tamaño: en los niños el tamaño de los testículos es relativamente pequeño (de 2 a 3 cm. de longitud). En la pubertad crecen hasta alcanzar entre 4 y 8 cm. de longitud y entre 2 y 4 cm. de ancho. Este tamaño se conserva más o menos similar durante toda la vida,
El testículo tiene forma de ovoide aplanado en sentido transversal. Tiene una consistencia algo elástica debido a la capa fibrosa que lo rodea.

Estructura del testículo
Albugínea: capa fibrosa de tejido conjuntivo que envuelve al testículo y al epidídimo.
Conductos seminíferos: conductos productores del esperma.
Conductos excretorios del esperma: el semen al salir de los conductos seminíferos pasa por:
Conductos rectos, Red de Haller, Conos eferentes.
Epidídimo: tubo estrecho y alargado, situado en la parte posterior superior del testículo; conecta los conductos deferentes al reverso de cada testículo. Está constituido por la reunión y apelotonamiento de los conductos seminíferos.

Vascularización de los testículos
Arterias: los testículos están irrigados por las arterias espermáticas, la arteria deferencial y la arteria funicular.
Venas: del drenaje sanguíneo están encargadas las venas espermáticas. Cuando se obstruyen producen el varicocele.

Vasos Linfáticos

Vías espermáticas: son los conductos que llevan los espermatozoides desde los testículos al exterior y están compuestos de los conductos deferentes, estos van desde los epidídimos a su correspondiente vesícula seminal. Están acompañados de vasos sanguíneos y nervios y forman un cordón espermático que en su parte terminal tiene un ensanchamiento llamado ampolla. Estos conductos también sirven para almacenar espermatozoides.
Conductos eyaculadores: son 2 conductos que resultan de la unión de los conductos deferentes y de las vesículas seminales y que desembocan en la uretra.
Uretra: conducto urinario que se inicia en la vejiga y termina en el extremo del pene. También se le llama conducto urogenital porque corresponde tanto al aparato urinario como al genital. Sirve para la salida del semen y la orina al exterior.
Vesículas seminales: son 2 receptáculos situados entre la vejiga y el recto. Producen una parte importante del líquido seminal. Al que le dan consistencia y sustancia nutritivas para los espermatozoides.
Próstata: es un órgano impar se sitúa en la pelvis y produce una secreción alcalina que forma parte del líquido seminal y determinan su olor y color característicos. Además esta secreción estimula la movilidad de los espermatozoides y les protege de las agresiones del medio vaginal.
Glándulas bulbo-uretrales: 2 pequeñas glándulas situadas al lado de la uretra su función es neutralizar la orina que pueda haber quedado retenida en la uretra antes de la eyaculación.